Antecedentes

 

Méndez Chain SL tiene como actividad principal  la Ginecología, por lo que a lo largo de 30 años hemos tratado con muchas mujeres en las Islas Canarias. Por nuestra dedicación y los conocimientos técnicos y anatómicos de la Dra. Elisa Fernández, surgió la idea de buscar  una solución para esas arrugas del escote, que no tienen tratamiento quirúrgico y evitar los dolores de espalda producidos por las malas posiciones adoptadas durante el día.

 

En 1998 se diseñó el primer prototipo, que tras múltiples pruebas de tejidos y en diferentes pacientes nos llevo a obtener  el sujetador NightBra. Fue presentado por primera vez en el Salón Internacional de Invenciones de Ginebra en el año 2000, en donde recibió medalla de Bronce en la rama médica.

 

NightBra ha sido diseñado y patentado (UE. y EE.UU.) por la Dra. Elisa Fernández Fernández, médico especialista en Ginecología y Anatomía Patológica, actividades que viene desarrollando desde hace más de treinta años en Tenerife. Desde el año 2000 se ha comercializado exclusivamente en Tenerife para un seguimiento cercano del producto. Dada su aceptación, actualmente se introduce en el mercado peninsular e internacional.

 

El diseño del sujetador NightBra Antiarrugas del escote se ha realizado siguiendo directrices anatómicas, utilizando para su confección tejidos, hilos y elásticos de la mejor calidad, que cumplieran todas las premisas indispensables para obtener un producto EFICAZ.

 

Se trata de un producto pensado por y para las mujeres: “más vale prevenir que curar”.

 

Introducción

 

NightBra ha sido diseñado con el propósito de evitar la presencia de arrugas en la zona pectoral supramamaria. Debido a la posición lateral que se adopta al estar acostada, se producen zonas de pliegues y arrugas, que mantenidas a lo largo de 8 horas de sueño, se hacen totalmente manifiestas, no existiendo en la actualidad tratamiento quirúrgico que pueda resolverlo.

 

Desarrollo

 

Si observamos a una mujer en decúbito lateral, vemos como la mama superior se desplaza hacia la inferior ejerciendo una presión sobre la piel y tejidos subyacentes, siendo esta presión continua la causa de las arrugas en esta zona.

 

Para solucionar este desplazamiento hemos diseñado NightBra sujetador antiarrugas con las siguientes características: ausencia de "copas", ya que su utilidad va a ser fundamentalmente nocturna. Su parte delantera se adhiere íntimamente a la piel en el área intermamaria (2), siguiendo el contorno interno de las mismas (4), sin presionarlas y desplazándose hacia el hombro (3). Va a ser precisamente el hombro el auténtico "sostén" de la zona a tratar.

 

La posición de los tirantes está pensada para que con los movimientos de los brazos durante el sueño éstos no se desplacen (1). La unión de las partes delantera y trasera se efectúa sobre el tercio interno de la clavícula, lugar con oquedad por lo que se evita la presión cutánea.

El componente trasero cubre justamente la zona dorsal, que más se afecta durante el día, como consecuencia de las malas posiciones y el peso de las mamas. Los arcos laterales se sitúan siguiendo el borde interno del omóplato, con lo que se evita el desplazamiento, cubriendo y relajando la zona dorsal que padece habitualmente de contracturas y artrosis (6)

 

La unión de los componentes anterior y posterior, se realiza bajo las mamas, ya que esta zona es la de menor índice de presión durante la noche (5). Una vez realizado este estudio anatómico, se pensó en el tipo de tejido a utilizar que no forme pliegues, arrugas y/o desplazamientos. Este último apartado, el desplazamiento, es el motivo de que dispusiéramos un ribete que lo mantiene adaptado, como una segunda piel, manteniendo las tensiones distribuidas por el sujetador.

 

Finalmente se ha evitado que ningún borde se superponga a los del sujetador de día, evitando por consiguiente, una presión mantenida en dichas zonas.  

                 

Efectos