Esta empresa familiar fue creada en el año 1996 con el objetivo de fabricar pan primando la calidad e intentando mantener la tradición artesana de elaboración. Los productos estrella entonces eran el "pan artesano" elaborado sin mejorantes ni levaduras, el "pan de nuez" a base de harina de centeno y nueces, las "madalenas" sin ningún tipo de conservantes, etc. A raíz del éxito de estos productos artesanos elaborados totalmente a mano se rescató una receta antigua de "Galletas de la Abuela".

 

Este nuevo producto hecho a base de manteca (de vaca), harina, huevos y azúcar, y sin ningún tipo de conservante o colorante, tubo una gran acogida en el mercado, y ante la extraordinaria aceptación de los clientes surgió la idea de dirigir el negocio hacia este tipo de productos, todos ellos de primera calidad.

Actualmente se fabrican las "Galletas de la abuela" como producto estrella, "Madalenas de Sardalla", "Bizcochos artesanos" y "Galletas integrales".

 

En esta empresa no existe la palabra "Stock", ya que se fabrica según la demanda y se sirve a diario. "Las Galletas de la Abuela" se distribuyen por todo el Oriente de Asturias, Oviedo, Gijón, Avilés, las Cuencas, etc. en tiendas de productos artesanos, supermercados pequeños y tiendas especializadas. En la actualidad también se distribuyen por Santander e incluso en Madrid en tiendas de productos asturianos.